Historias, Mis Rutas

El Camino de mis Sueños

©mariadelascasas,rutafotografica,el_caminao_de_mis_sueños

Miro al horizonte, sabiendo que tengo que seguir. Me paro un poco, sólo un poco, pienso mucho… no me tiraré al agua, no cruzaré el charco. Pero sigo adelante, busco mis sueños, levo anclas y comienzo a navegar por los caminos inciertos del emigrante. Con miedo, con vértigo a veces, pero con muchas, muchas ganas de aventura, de conocer, de vivir. Y vivo, ya lo creo que sí, vivo intensamente cada oportunidad que me da la vida. Y las acojo con agradecimiento, las difíciles porque sé que pasarán y me enseñarán. Las fáciles, las disfruto al máximo, porque sé que también pasarán. El saldo final, hasta ahora, ha sido bueno. En estas andaduras me acompañaban mis hijas hasta que poco a poco fueron buscando otros rumbos, como tiene que ser, como les enseñé. Ahora tenemos mar de por medio. El mar, ese mar imponente, hermoso, frío, tan distinto a las playas del Caribe a las que estaba acostumbrada. A veces lo vencemos. Navegamos hacia el encuentro y entonces sucede la magia. Nos juntamos y le pedimos al Tiempo que por favor pase lento, que por unos días no se apure, que también tome vacaciones. Y nos reímos, hablamos de tonterías y de recuerdos, a veces también lloramos porque yo soy muy llorona. Hacemos galletas y tomamos vino. Cantamos. Nos acostamos tarde. Al final llegará el Tiempo, regresará de sus vacaciones y nos tendremos que despedir. Le pediremos: Tiempo, por favor pasa rápido, para que pronto llegue un nuevo encuentro con nuevos momentos mágicos que compartir. Volveré a mirar al mar con la nostalgia del que quiere abrazar a un ser querido que tiene lejos. Pero sabré que como todo, pasará pronto y estaremos juntas de nuevo. Así que disfrutaré de ese mar imponente, hermoso, frío, ese mar cantábrico que me ha acogido y le daré las gracias.

You Might Also Like

No Hay Comentarios

Déjame Un Comentario